¿Cómo cuidar de nuestros mayores a distancia?

Una de las cosas de las que nos hemos dado cuenta durante esta situación es que cuidar a una persona a distancia puede llegar a ser muy complicado. Si bien muchos de nuestros familiares mayores son capaces de cuidar de sí mismos, lo cierto es que existen muchas medidas de seguridad para garantizar su seguridad y, por lo tanto, nuestra tranquilidad.

Veamos las más importantes.

 

Teleasistencia

Seguramente sea el sistema más conocido. La teleasistencia domiciliaria consiste en un servicio de asistencia remota para personas mayores y dependientes que permite auxiliar de forma remota durante las 24 horas del día, todos los días del año, y alertar a familiares y servicios de seguridad.

Este dispositivo le da a la persona una gran independencia, ya que pueden seguir viviendo en su domicilio, pero con una mayor tranquilidad, tanto para ellos, como para sus familiares.

Cualquier servicio de teleasistencia básico va a tener los siguientes elementos:

  • Botón SOS o pulsador de emergencia: Suele formar parte de un colgante que la persona lleva al cuello, aunque también los hay en forma de pulsera. Cuenta con un botón que se pulsa en una situación de emergencia.
  • Central: Es un centro en el cual una serie de técnicos especializados atienden todos los avisos y dan asistencia inmediata al usuario. Se encargan también de avisar a los servicios de seguridad y emergencia y a los familiares.
  • Altavoz: Suele poseer una forma de comunicación mutua lo cual permite al técnico establecer comunicación con el usuario para ver qué situación hay.

Estos elementos son los más básicos que hay en un sistema de teleasistencia, aunque hay algunos sistemas que también incluyen lo siguiente:

  • Cámaras de vigilancia: permite ver qué ocurre en la vivienda a tiempo real, siempre que se dé un aviso de emergencia.
  • Dispositivo con botones de marcación rápida: Cuyo funcionamiento es parecido a un teléfono ordinario, sólo que cada número lleva la marcación rápida de una persona o servicio.
  • Geolocalización: permite localizar al usuario en cualquier momento. Se suele incluir cuando la persona sufre de Alzheimer.

También suelen incluir una serie de servicios:

  • Recordatorio: llamadas que realiza la central para recordar diferentes cosas.
  • Acompañamiento: llamadas que realiza la central periódicamente para comprobar el estado del usuario y hacerle compañía.
  • Detección de inactividad: aviso a la central si el usuario permanece inactivo durante demasiado tiempo y en horarios extraños.
  • Web de seguimiento: permite a los familiares acceder y ver la actividad del usuario a través de una web o aplicación móvil.

Sistemas de alarma

Este tipo de sistemas le dan la seguridad, tanto a la familia como al usuario, de que en su vivienda estará a salvo.

Dentro de los sistemas de alarma podemos instalar sistemas de videovigilancia para ver qué ocurre en tiempo real y poder cuidar y estar tranquilos de nuestro familiar en la distancia.

Además, podemos incluir sistemas de control de acceso que aumenten la seguridad y comodidad de la vivienda.  En este sentido existen llaves electrónicas que permiten que se abran las puertas de forma automática cuando el usuario se acerca. Esto viene muy bien para la gente mayor que ya no tiene tanta fuerza para abrir puertas, o bien si llegan cargados y no tienen manos libres.

Si se produce una entrada no autorizada en la vivienda, el sistema de alarma manda un aviso a las fuerzas de seguridad y al usuario que esté habilitado para recibirlo.

Aplicaciones y sistemas

La gente mayor suele tener que tomar diferentes pastillas y controlar medidas de diferentes aspectos, como la tensión. En este sentido existen dispensadores digitales de pastillas que emiten destellos cuando tienes que tomar la medicación y les da la que toque en ese momento.

También existen sistemas que monitorean diferentes cuestiones médicas como la glucosa o la tensión. Si, en alguna ocasión, algún dato es alarmante, se produce un aviso a los servicios sanitarios. Estos dispositivos funcionan mediante una conexión a Internet que permite que el familiar pueda ir comprobando también los datos.

Otro de los sistemas más comunes e importantes en este sentido es el localizador GPS. Suelen ser pulseras o collares que el usuario se pone y va determinando su posición. Ésto suele ser más utilizado para gente con Alzheimer, que puede salir de casa y olvidar dónde está y cómo volver. Pero también se usa para gente que tenga otra enfermedad, para saber, en caso de emergencia, dónde está exactamente.

Verialar puede asesorarte, contacta con nosotros aquí.

Abrir chat
¿Necesita ayuda?